fbpx Saltar al contenido

Power Walking Conocelo

Power Walking Andar también puede ser una muy buena opción si queremos mantenernos saludables.

La corrección postural es muy importante en todos los deportes, y mucho más en algunos como el running o el Power Walking.

Los tres básicos a tener en cuenta serían: hombros atrás y abajo, cabeza arriba y pecho arriba. Como bonus, intentad mantener siempre vuestro abdomen activado para proteger la zona lumbar.

El power walking es una gran alternativa entre correr y andar

Cuando no todo el mundo está preparado para el running y los beneficios de caminar son amplia mente conocidos, ha aparecido una nueva tendencia deportiva: el Power Walking.

Esta marcha deportiva empieza a ganar seguidores por su facilidad para integrarse en el día a día, sus notables beneficios en la salud y la oportunidad que ofrece a quien la practica de adelgazar caminando.

 

 ¿Qué beneficios nos aporta andar?

A simple vista, parece bastante evidente que correr supone un ejercicio físico mucho más intenso que caminar,

impresión a la que contribuye la aparente ‘fiebre runner’ que se observa en la mayoría de ciudades españolas.

Sin embargo, caminar tiene múltiples beneficios y es cada vez más frecuente oír hablar del Power Walking.

Aunque se puede adelgazar caminando, cualquier caminata no es Power Walking.

Para perder peso andando se requiere mantener un ritmo constante, mover los brazos de manera sincronizada, respirar activando el abdomen y contactar con el suelo dejando la punta del pie al aire (apoyándose en ella para dar el siguiente paso).

Con todo ello se logra regular la presión arterial,

aumentar la masa muscular, fortalecer las articulaciones, potenciar el sistema inmunológico, mejorar la capacidad cardio respiratoria y controlar los niveles de glucosa y colesterol.

¿En qué consiste el Power Walking?

Como hemos podido comprobar, esta práctica deportiva no consiste en salir a pasear sin más.

Junto con el control de la respiración y un ritmo sostenido, la postura del cuerpo es el aspecto más importante para realizar correctamente el entrenamiento de power walking.

En cuanto al tiempo empleado, una buena sesión oscila entre 30 y 60 minutos y, dependiendo del grado de preparación, puede ser más o menos exigente.

Un buen plan de entrenamiento arrancaría con sesiones de 20-30 minutos en días alternos y distancias cortas, sirviendo para consolidar los hábitos necesarios (aprender a mantener cabeza y espalda erguidas, indispensable).

Paulatinamente, las sesiones irán integrando cambios de ritmomayores distancias y más tiempo.

Nunca hay que forzarse porque lo fundamental es que el ejercicio se realice correctamente.

Los planes más avanzados trabajan también la presión cardíaca, para lo cual se requerirá un pulsó metro.

Caminar ejercicio

Además, con una sesión de Power Walking podemos no sólo quemar calorías y grasas sino también, tonificar piernas, glúteos y abdomen, además de mejorar nuestro rendimiento por trabajar el sistema cardio respiratorio.

 

Es una actividad que se puede realizar a todas las edades y que puede ser muy productiva, sobre todo, porque es la alternativa perfecta al tan popular running que muchos no logran amar.

Puede realizarse en el gimnasio o al aire libre y lo principal es caminar a conciencia,

concentrándonos en el ritmo y la postura por sobre todas las cosas, para lograr así un entrenamiento seguro y eficiente para estar en forma.

Soluciones para la diabetes proporciona la Guía práctica de actividad física y diabetes,

donde se especifica los beneficios que comporta la práctica de ejercicio, recomendaciones para evitar hipoglucemias o cetosis y medidas preventivas antes de realizar deporte, entre muchos otros consejos.

Además, en nuestra biblioteca encontraréis mucha más información interesante sobre la diabetes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias: