Saltar al contenido

Diabetes Bicicleta Ayuda A Nuestra Salud

Diabetes La bicicleta, una aliada para nuestra salud y bienestar

Diabetes La Bicicleta es uno de los deportes más recomendados por los médicos es el ciclismos, lo aconsejan porque es una actividad divertida, segura y muy beneficiosa para la salud.

Bicicleta

Sin lugar a dudas los ciclistas de larga distancia llevan un estilo de vida muy estricto.

Aun así, recorrer kilómetros y kilómetros les lleva a una vida más sana.

La principal diferencia entre aquellos que lo llaman ciclismo y los que cómo lo llamamos bicicleta, es la intensidad, la distancia y el número de subidas o cuestas que se eligen para el recorrido. Pero en algo en lo que todos coincidimos es en lo bien que te sientes después de hacer el recorrido.




¿Por qué?

Pues porque es un deporte fantástico de compañerismo, superación y euforia.

Son experiencias que costaría definirlas a alguien que nunca hubiera vivido la maravillosa sensación de velocidad cuando te dejas caer por una cuesta y el viento te acaricia la cara… Ay… ¡me sigue encantando!

¿Alguna vez os habéis planteado por qué en la actualidad sigue existiendo un invento que tiene 200 años?

Aunque es cierto que el modelo actual dista un poco del primer prototipo, la draisiana, caracterizado por impulsarse apoyando los pies alternativamente, los prototipos creados a principios del siglo XX prácticamente no han variado del que utilizamos hoy en día.

Utilizar la bicileta para moverse por la ciudad es una manera excelente de mantenerse activo.

Usar la bicicleta a finales del siglo XIX, durante todo el siglo XX y en nuestro siglo XXI sigue representando el medio de transporte más barato, ecológico y saludable.

Además de inmortal, la bicicleta ha sido nuestro compañero leal y le tenemos mucho que agradecer, muchísimo!

Te ahorrará gastos en medicamentos y evitará una larga lista de dolencias que produce el sedentarismo.

Además de ser una herramienta valiosa para luchar contra la diabetes tipo 2.

Diabetes Mantente activo gracias a la bicicleta

Tanto si practicas ciclismo como si eres más de ir en bicicleta, es un deporte que está indicado para todo tipo de personas y edades, especialmente para aquellas que tengan problemas de articulaciones o espalda, ya que es un deporte de bajo impacto y no daña las articulaciones.

Correr en asfalto, por ejemplo, es un ejercicio de impacto y si se practica a menudo puede ocasionar problemas.

Con cada nueva pedaleada potencias tu sistema inmunológico, mejoras el riesgo sanguíneo, reduces los niveles de colesterol, incrementas la fuera del corazón, la capacidad pulmonar, fortaleces los músculos y mantienes la densidad de los huesos, por no recordarte la más obvia de todas: ayudas a tu cuerpo a quemar grasas.

Mientras pedaleas sientes poco a poco tu mente más relajada, los problemas pierden importancia o simplemente se quedan en un segundo plano.

Tu bicicleta te aleja del estrés y no lo digo yo, con cada pedaleada tu cerebro recibe una inyección de endorfinas y serotonina que hace que de repente mejore tu humor y suba tu autoestima.




También ayuda con el insomnio, en nuestro país más de 4 millones de personas lo sufren y los pedales de nuestra bicicleta son el medicamento perfecto contra sus principales causantes: el estrés, la ansiedad y el cansancio mental y físico.

Eso sí, hay que dejar unas 3 horas entre el ejercicio y el momento de ir a dormir, el cuerpo necesita relajarse y bajar la temperatura para poder descansar y dormir profundamente.

Si eres más ciclista que paseador, estás de enhorabuena porque la bicicleta también puede ayudarte con tu vida social.

Formar parte de un club de asiduos te permitirá estrechar lazos con personas que comparten tu afición y te ayudaran a intercambiar opiniones sobre accesorios, rutas y entrenamientos.

Además de todos los beneficios que aporta la bicicleta, hay pocos deportes que además de realizarlos al aire libre te permitan disfrutar de entornos naturales como los que se pueden apreciar sentados en un sillín de bicicleta.

Soluciones para la diabetes proporciona la Guía práctica de actividad física y diabetes, donde se especifica los beneficios que comporta la práctica de ejercicio, recomendaciones para evitar hipoglucemias o cetosis, medidas preventivas antes de realizar deporte, entre muchos otros consejos.




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

Spread the love