Saltar al contenido

Espinacas Beneficios

Las espinacas son un alimento ideal para las personas con diabetes gracias a su bajo contenido en hidratos de carbono

Quizás los más jóvenes no conozcan a Popeye, un marinero de fuertes brazos, ojo vago y risa extraña que se enfrentaba a mil y una aventuras en las que casi siempre terminaba salvando a Olivia, su amada, de las garras del malvado Brutus.

Una de las muchas peculiaridades de Popeye era la fuente de su fuerza cuando necesitaba un empujón o se torcía su aventura: las espinacas.

Sabemos que las verduras y las frutas son esenciales en la dietas de cualquier persona sin importar su condición, pero hay algunas cualidades que hacen de las espinacas una verdura que, además de estar buenísima y ser muy versátil, la conviertan en un alimento que deberíamos tener muy en cuenta.

Es por eso que incluso la American Diabetes Association la incluye en su lista de alimentos que no pueden faltan en nuestra nevera si tenemos diabetes.




Propiedades y beneficios de las espinacas

Cuando crearon a Popeye hicieron que la fuente de su potencia y energía fueran las espinacas, pero esto fue debido a un error cometido por un científico que aseguró que las espinacas tenían mucho hierro. En lugar de los 1,7mgr a los 100, su confusión hizo que se hablara de 17mgr a los 100, lo que en una época donde había mucha anemia por falta de hierro tras la Segunda Guerra Mundial hizo que su consumo se disparara.

Propiedades de las espinacas

Esto solo es un detalle curioso, pero la realidad es que las espinacas, a pesar de no tener tanto hierro como se creía hace varios años, aportan muchos otros nutrientes que son muy importantes para nuestro organismo y que os explicaremos a continuación:

  • Las espinacas son bajas en calorías y en hidratos de carbono. Cada 100g las espinacas aportan tan solo 18kcal y 1,2g de hidratos, por lo que son ideales como acompañamiento de otro tipo de platos con un índice calórico y de hidratos más elevado.
  • Son una fuente regeneradora de glóbulos rojos, que son los encargados de transportar el oxígeno a los tejidos corporales e intercambiarlo por dióxido de carbono. Esto es debido a que posee fósforo, magnesio y potasio.
  • Destacan por su contenido de vitamina C, vitamina E, y ácido fólico. También por su contenido en vitamina A y b-carotenos, que en nuestro organismo se convierte en vitamina A.
  • Son un alimento de digestión fácil, que además ayuda a prevenir el estreñimiento gracias a su contenido en fibra (6,3g/100g)
  • Para ser una verdura tiene bastante proteína, aportando 2,6g cada 100g, por lo que son un alimento muy interesante para aquellas personas que disfruten de la actividad física.

De la misma forma que destacamos sus cualidades, también es importante comentar que aquellas personas que padezcan de gota, artritis, o que tengan propensión a desarrollar cálculos renales, no deben consumirlas en exceso según la Federación Española de Nutrición (FEN). Su alto contenido en ácido oxálico favorece la formación de cálculos.




Espinacas Recomendaciones

Igual que en muchos otros casos, las espinacas aportan más beneficios al comerlas crudas. Esto es debido a que al cocinarlas pueden perderse algunos nutrientes en el proceso. Lo ideal es lavar las hojas antes de servirlas para evitar comer algo de tierra, pero siempre dependerá de si la has comprado fresca, en bolsa o prelavada.

Si la compramos fresca lo ideal es comerla cuanto antes mejor para que no se ponga mala (de 2 a 3 días), pero si la guardamos en una bolsa cerrada herméticamente puede durar varios días. Su color verde facilita que veamos fácilmente cuando ha empezado a pasarse, ya que irá adquiriendo un tono entre amarillo y marrón.

Recetas para preparar con espinacas

Para que conserve mejor y más tiempo sus propiedades intactas, lo ideal es conservarla a baja temperatura pero sin que llegue a congelarse. Sin embargo, es un tipo de verdura que se congela con facilidad y que mantiene buen sabor y textura tras este proceso. Eso sí, evitaremos guardarla en bolsas húmedas o descongelarlas de forma que retengan mucha humedad. Podemos poner un papel absorbente para que le quite la humedad sobrante y no estén en contacto constante.

Como veis, si incluimos las espinacas en nuestra dieta obtendremos a cambio un gran número de beneficios. Además, podemos elaborar muchas recetas y de mucho tipos con ellas: desde las más sencillas, como ensaladas o cremas,

hasta platos más elaborados como lasañas o potajes con garbanzos.

Como siempre, desde Soluciones para la Diabetes os recordamos que ante cualquier cambio o modificación en vuestra dieta,

consultéis siempre con vuestro médico o especialista en nutrición.




 

 

 

 

 

 

FUENTE:  https://www.solucionesparaladiabetes. com

Spread the love