fbpx Saltar al contenido

Las Cosas Que Debe Saber Un Adolescente Sobre La Diabetes.

Salir, viajar, los amigos, las clases… Por norma, los jóvenes tienen unas preocupaciones más o menos similares pero ¿qué pasa cuando un adolescente es diabético? Muchos hemos pasado por ello y no está de más hablar hoy de las cosas que hay que tener en cuenta en la adolescencia cuando se es diabético.

Etapa de cambios

Durante la adolescencia se producen cambios biológicos que pueden afectar a la diabetes. La revolución hormonal que todos pasamos a estas edades hace que los diabéticos necesitemos más insulina que hasta el momento. Cambios físicos y hormonales que complican el control de la enfermedad. Más aún si tenemos en cuenta la rebeldía típica de la edad que puede manifestarse como una negación de la diabetes.

Pero ojo porque un mal control de la diabetes durante la adolescencia puede influir en tu futuro, haciendo que seas más propenso a complicaciones. Sigue bien los horarios establecidos, come correctamente y mantén el tratamiento, ¡no juegues con tu salud!

Estudiar y exámenes

La época de exámenes es el periodo de mayor estrés para cualquier joven. En épocas de mucho estudio y nervios las hormonas relacionadas con el estrés se disparan y hacen que el azúcar suba. No olvides que si además dejas de hacer deporte y comes compulsivamente la cosa se complica.




Para hacer un examen, si tus niveles de azúcar son muy altos tu rendimiento bajará y seguramente saques mala nota. El miedo a tener una hipoglucemia durante el examen puede llevarte a tomar más carbohidratos de la cuenta, pero si te pasas… ¡Cuidado!

Justo cuando vayas a hacer el examen trata de mantener tus niveles ligeramente por encima del objetivo, te ayudará a desenvolverte mejor, pero solo ligeramente.

Fiesta

Con la adolescencia llegan las ganas de salir, ir a fiestas y divertirte con tus amigos ¿lo más recomendable? Hablar del tema con tu médico. Las limitaciones las pones tú, no la diabetes, pero es bueno que un endocrino experimentado te ayude a ponértelas. Seguramente si utilizas una insulina basal que te cubra bien la noche te levantarás con los niveles de glucosa bien.

Salir de fiesta es compatible con la diabetes, pero no dejes que interfiera en tu rutina de horarios, contrólate y cuídate bien. Por ejemplo, puede que si has estado bailando toda la noche necesites un aporte extra de hidratos de carbono de absorción lenta (galletas o pan) antes de acostarte.

Alcohol

Beber alcohol no está prohibido para personas mayores de 18 años y siempre y cuando no hagas excesos. Decántate por bebidas alcohólicas no destiladas, como la cerveza o el vino. Recuerda que el consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación puede producir un descenso rápido de la glucemia o un ascenso rápido, así que si lo vas a hacer, mézclalo con bebidas azucaradas.

Beber alcohol cuando se tiene diabetes puede favorecer la aparición de las hipoglucemias más graves.




Tabaco

Fumar no es saludable para nadie y menos para los que somos diabéticos. Si en la adolescencia empiezas a fumar aumentas sustancialmente el riesgo de infarto o accidente cardiovascular. Puede ser difícil resistir la presión de tu grupo de amigos, pero demostrar tu fuerte personalidad evitando el tabaco puede añadirte años en salud y calidad de vida. Además de evitarte el duro trago de tener que acabar dejándolo.

Drogas

Un diabético tiene que tener especial cuidado con las drogas. Lo más fácil es no tomar ningún tipo de estupefaciente, además en nuestro país son ilegales en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay gente que elige tomarlas aun así.

Además de los riesgos evidentes para todo el mundo dependiendo de cada droga, para los diabéticos se suman muchos otros y por tanto debemos tener en cuenta que de elegir tomar alguna, debemos recordar que según qué tipo nos puede subir o bajar el azúcar por lo que no olvides medirte más veces de lo habitual.

Dependiendo del tipo de estupefaciente, podría hacernos experimentar determinadas sensaciones que podríamos confundir con los síntomas de una hiperglucemia o una hipoglucemia, por ejemplo. Por tanto, ni se te ocurra ni comer ni administrarte insulina sin previamente medirte.

No recomendamos el consumo de ningún tipo de sustancia en cualquiera de los casos anteriores.




Sexo

En cuanto al sexo, un adolescente diabético no se distingue en nada de sus amigos de la misma edad. Únicamente hay que tener en cuenta que el sexo es una actividad física que consume energía, así que, al igual que saliendo a correr o montando en bici, hay que tener cuidado para evitar una hipoglucemia. No es mala idea informar previamente de tu diabetes a la persona con la que vas a mantener relaciones para evitar problemas en caso de una hipoglucemia grave. Más allá de eso, como todos, tendrás que preocuparte de utilizar anticonceptivos para evitar enfermedades y embarazos no deseados.

 

 

 

 

 

 

 

 

RECURSO:quohealth.com/