fbpx Saltar al contenido

Estos Son Los 5 Hábitos Saludables Para Diabéticos

Ser diabético es más habitual de lo que parece, por lo que queremos ayudarte a tener la mejor calidad de vida posible ¿cómo? No te pierdas nuestro post de hoy, porque te desvelamos los 5 hábitos saludables para diabéticos imprescindibles para que nuestra diabetes no sea un impedimento en el día a día ¿te lo vas a perder? ¡Sigue leyendo!

 

1. Indicaciones médicas

El primer consejo, y seguramente el más importante es que sigas sin excusas las indicaciones médicas y tratamiento que te hayan pautado.

Si tienes que tomar medicamentos orales procura no saltarte ninguna toma, porque podría suponer un descontrol en tus niveles de glucosa.

Los que tenemos que administrarnos insulina, tenemos que tener muy en cuenta los niveles y las veces que tenemos que hacerlo.

Al principio puede resultar algo dificultoso, pero en cuanto lo incluyas en tu rutina formará parte de tu día a día.

Recuerda que si acabas de ser diagnosticado puedes solicitar formación en el hospital o acudir a asociaciones y fundaciones para que te ayuden a aprender sobre la diabetes.

Si pasamos por alto las recomendaciones médicas podemos sufrir consecuencias a largo plazo innecesarias y, seguramente evitables, por no hablar de la consecuencia inmediata de no controlarse bien: las hipoglucemias.

Además, no olvidemos acudir siempre a las revisiones médicas con la información que nos solicite el endocrino y, por supuesto, consultarle cualquier duda e informarle de cualquier cambio que hayamos detectado en nuestra salud.

Si has encontrado una nueva manera de ayudarte a seguir un adecuado tratamiento y autocontrol no seas tímido, compártela con tu endocrino.

No solo escucharas la opinión de un profesional sobre tu nuevo descubrimiento, si no que de gustarle tu nuevo método, podrá recomendárselo a otros diabéticos como tú.




2. Alimentación saludable

La diabetes depende directamente de la alimentación, por lo que seguir una dieta sana y equilibrada se convierte en un hábito más que bueno para cualquier diabético.

Ten en cuenta que nuestro páncreas no produce insulina o la cantidad que genera es insuficiente, por lo que no sintetizamos la glucosa correctamente, haciendo que nuestros niveles de azúcar sean incorrectos.

 

La glucosa se obtiene de alimentos azucarados, pero también de carbohidratos, que se pueden encontrar en infinitos alimentos, desde la pasta hasta la fruta y la verdura.

No podemos evitar los carbohidratos al 100%, pero debemos de ingerir carbohidratos sanos y no abusar tampoco de ellos dado que así necesitaremos menos insulina o aguantaremos más con el tratamiento por vía oral.

Lo más recomendable es que evites los dulces y los alimentos considerados grasos.

Sigue una dieta saludable, variada y equilibrada y seguramente tus glucemias serán más equilibradas.




Además, hay algunos alimentos recomendados para diabéticos que te pueden ayudar a regular el azúcar en sangre.

3. Ejercicio

Llevar una vida sedentaria es uno de los factores determinantes para el desarrollo de la diabetes, especialmente la DT2.

La falta de tiempo o la pereza son las excusas más oídas en lo que a ejercicio se refiere, pero cuando nuestra salud depende directamente de ello no hay justificaciones posibles.

No hace falta apuntarse al gimnasio, con media hora diaria de actividad física, por ejemplo, un paseo a ritmo ligero, evitarás el sobrepeso, mejorarás tu salud y ayudarás a que tu cuerpo regule tus niveles de azúcar en sangre.

Pero no sólo eso, te sentirás mejor gracias a las endorfinas que genera el deporte y seguramente poco a poco saques más tiempo para ejercitar cuerpo y mente.

Recuerda que de nada sirve entrenar un día durante muchas horas y luego olvidarse, hay que ser constante.

Si además unes el ejercicio con el punto anterior tendrás el combo perfecto para mantener a raya tu diabetes.

¿A qué esperas? ¡Levántate y anda!

 

4. Estilo de vida

¿A qué nos referimos con estilo de vida? Ya te hemos recomendado evitar el sedentarismo y llevar una buena dieta, pero hay más.

El tabaco es uno de los enemigos principales de nuestra salud.

Sabemos que es complicado, pero tal vez sea el momento de dejar de fumar.

Aunque parezca que no tiene relación con tu diabetes sí que afecta.

Dejar de fumar reduce el riesgo de padecer retinopatía o neuropatía diabética.

En cuanto al alcohol, evita los excesos.

Recuerda que el consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación puede producir un descenso rápido de la glucemia o un ascenso rápido.

Beber alcohol cuando se tiene diabetes puede favorecer la aparición de hipoglucemias, riesgo que aumenta si, por ejemplo, bailas.

Por lo que procura no beber, pero si lo haces, procura mezclar el alcohol con refrescos azucarados, subirá tu nivel de glucosa pero evitaremos peligrosas hipoglucemias muy difíciles de controlar.




Con la cerveza y el vino no pasa lo mismo.

Estos alcoholes al ser de baja graduación solo tienen un riesgo y es que si los consumes en exceso te pueden subir mucho los niveles de azúcar, salvo el vino tinto, consúmelo moderadamente, pero no te preocupes en exceso por tus niveles.

Si tu diabetes no está compensada evita beber alcohol porque la situación podría empeorar, pero si lo haces, nunca bebas con el estómago vacío.

5. Control

Otro de los hábitos saludables para diabéticos es el control.

Control médico, acudiendo a las revisiones periódicas establecidas y haciéndote todas las pruebas de seguimiento.

Nadie mejor que tú te va a ayudar con tu diabetes.

Con el tiempo, nadie conocerá mejor tu diabetes que tú, por lo que si no lo haces aún empieza a controlar todos los parámetros y cambios de forma diaria. ¿Cómo? Con gluQUO puedes llevar la gestión de tu diabetes a otro nivel.

Desde tu Smartphone, en cualquier lugar y en cualquier momento, puedes actualizar tu diario de glucemias y carbohidratos de una forma fácil e intuitiva.




 

 

RECURSO:.quohealth.com