El estilo de vida, el ejercicio, la alimentación… son algunos de los aspectos que tenemos que tener en cuenta cuando nos diagnostican la diabetes.

Pero también las bebidas que consumimos.

Las bebidas que incluimos en nuestra dieta ahora también deberán cumplir una serie de características, ya que, como bien sabes, cierto tipo de bebidas pueden alterar los niveles de glucosa en sangre y perjudicar a nuestro organismo.

Los parámetros básicos que deben incluir estas bebidas son:

  • Ser bajas en calorías.
  • No añadirles edulcorantes ni azúcares extra.

En cualquiera de los casos, si surgen dudas, el agua es la mejor opción.

En el siguiente artículo vas a descubrir qué bebidas puede tomar un diabético y qué parámetros debe seguir para que el cuerpo lo asimile correctamente.